1

Verdades no, por favor – Paula Magrinya


¿Cómo os imagináis un mundo perfecto? ¿Uno sin gente malvada? ¿Uno sin dinero? ¿Uno sin normas? ¿Uno sin beliebers? Y ¿qué tal de un mundo en el que nadie puede mentir ¿Os lo imagináis?
La película Increíble pero falso de Ricky Gervais y Matthew Robinson cuenta la historia de un mundo donde no existe la mentira, hasta que Mark Bellison dice la primera mentira de toda la historia. En mi opinión, la película no va más allá que una simple comedia, excepto por la publicidad de productos en la misma película, ¿Os imagináis cómo es el slogan de Pepsi en un mundo que no se puede mentir?: “PEPSI, para cuando no se tiene Coca Cola”. Además las películas, que presentan en los cines de este mundo, son narradores que narran capítulos de historia porque todo lo que va mas allá de la historia es fantasía, imaginación, es decir, una mentira.
El origen de la religión aparece también en esta película y es tratado como una gran mentira surgida del miedo, y la superficialidad del ser humano es tratada con gran crueldad así que para la próxima vez que quiera dar calabazas a alguien le diré “Es que no quiero tener hijos gorditos con la nariz respingona”.
La película es muy divertida, los actores lo hacen muy bien y tiene un cierto aire al Show de Truman. El único inconveniente es que un mundo en el que se dice la verdad no es lo mismo que un mundo en el que se dice todo lo que se piensa, y es algo que los directores no han tenido mucho en cuenta… además de que el único personaje que no dice lo que piensa en un afán de los directores para hacerle más misterioso, es el personaje protagonista.
Un mundo en el que nadie miente deja mucho que desear… sinceramente me quedo con la opción de uno sin beliebers.

Anuncios