0

Sofia Coppola…¡CULPABLE! (O cómo sumarse a la lista de directores cuyas películas son peores que sus tráilers)


Es de noche. Podemos oír un coche que se acerca. Alguien se baja de él. Son cinco adolescentes, pero no podemos distinguir sus caras. Aún. Se acercan  procurando no hacer ruido a la verja de lo que parece ser una mansión, y uno a uno la van saltando. Se ponen las capuchas de sus sudaderas para que la cámara de seguridad no les grabe, y van andando hacia atrás hasta la lujosa vivienda. Buscan una entrada y la encuentran. Y pum, empieza a sonar Crown on the Ground a todo volumen. Créditos iniciales. Parece un buen comienzo ¿no? Pues sí, pero será una de las pocas escenas interesantes que nos dará Sofia Coppola con su última película, The Bling Ring.


los-protagonistas-al-completo

El tema de esta semana es “Crimen y Castigo” y sí, en efecto The Bling Ring narra los sucesos reales de unos criminales un poco diferentes, una banda de adolescentes un poquillo obsesionados con el estilo de vida del derroche y la fama, que localizaban las casas de algunas de las estrellas más famosas de Hollywood por internet, y usando también esta herramienta, se aseguraban de cuando no estaban en casa para aprovechar y robarles.

Cuando leí la trama de la película, me pareció que Sofia Coppola, sabría manejarla bien, y hacer una buena crítica de ese estilo de vida excesivamente materialista y sin embargo ¿qué nos encontramos con The Bling Ring ? Pues algunas cosas bien hechas, y otras mal (muy mal) hechas, siendo el balance final de la película, en mi opinión, negativo. Lo mejor de la película son su banda sonora y las actuaciones en general, destacando a Emma Watson (cómo no) que consigue bordar el papel de la vacía y falsa Nicki (en la vida real Alexis Neiers), Israel Broussard y a Leslie Mann. Ah y Emma Watson bailando en la barra de stripper. Y lo peor todo lo demás, que en cierta forma, son las pruebas que podríamos presentar si quisiéramos acusar a la señorita Coppola de desperdiciar lo que podría haber sido  una cinta medianamente aceptable.

Prueba A: El guión es repetitivo. Muy repetitivo.

Uno se desespera cuando llega la mitad de la película, y sigue pasando lo mismo una y otra vez.  Como diría Homer Simpson “Me abuuuuuuurro”

Prueba B: ¿Cuál es la intención de Sofia?

No, en serio, ¿está alabando el estilo de vida o está criticándolo? Debería mostrarnos más claramente su postura, porque ciertamente parece muy ambigua.

Prueba C: Personajes más planos que Keira Knightley

Vale, es cierto que unos chicos que viven por y para la ropa, que se dejan grabar por las cámaras de seguridad, que presumen de haber robado a sus estrellas favoritas y luego en los interrogatorios afirman que son inocentes, muy profundos no pueden ser, pero podría habernos explicado por ejemplo, por qué son así.

Prueba D: Se ha pasao’ de glamour

Los ladrones reales no eran tan elegantes ni atractivos como se nos muestran (aunque supongo que esta prueba no es válida ya que es aplicable a toda película americana basada en hechos reales) como podéis juzgar vosotros mismos.

http---s3.amazonaws.com-pmbucket-site-articles-44817-original

Los miembros reales de “The Bling Ring”


En definitiva, que Sofia Coppola es CULPABLE, (golpes de martillo de juez) de haber hecho una película peor que su tráiler y que el artículo de Vanity Fair en el que se basa, además de homicidio de ideas con futuro en primer grado.

Y tú, ¿tienes alguna prueba o testigo más que pruebe la inocencia o que confirme la culpabilidad de la señorita Coppola? Si es así, házmelo saber en los comentarios, o contesta en la encuesta que hay aquí abajo.

Álvaro Vidal

0

Las excepciones que refutan la regla – Álvaro Vidal


Y  Dios se aproximó a Moisés y le dijo <<Ah y se olvidaba, añade a pie de página (o de tabla de la ley mejor dicho) “11:Y Las segundas partes nunca serán buenas”>>

¿Qué por qué empiezo la entrada así?

Simple, por dos razones. La primera es que mucha gente tiene esa frase por mandamiento, por obligación, por una ley del universo. Sí, hablo de esas personas que cuando se estrena una secuela, antes si quiera de ver el tráiler, argumentan que no la verán porque “no merece la pena, nunca será tan buena como la original”. Por un lado, las secuelas se han ganado en cierto modo esta mala reputación, gracias a multitud de segundas partes completamente innecesarias y absurdas, como S.Darko o American Psycho 2, pero por otro lado no podemos generalizar. La segunda razón es casi una consecuencia de la primera, y es que algunos productores, directores y guionistas, a la hora de hacer la secuela, se ven condicionados por estas personas, y claro, creen que la manera de sorprenderlas será haciendo un derroche de dinero: , más persecuciones, más disparos, CGI por un tubo, algo que al fin y al cabo es ruido: una película pretenciosa pero vacía. Con lo cual acaban paradójicamente, cumpliendo la “regla” de que las secuelas son basura. Y como “regla”, hay excepciones que la confirman o en este caso, más bien rebaten.

Así que aquí tenéis 3 ejemplos que tiran por la borda la regla. No digo que sean las mejores secuelas (¿quién soy yo para decir eso?) de hecho ni siquiera son las que yo pienso que sean las mejores, pero son tres que realmente me gustan, y aunque estén numeradas, no están  de mejor a peor, era solo para llevar un orden. Y sin más dilación:

3-El Silencio de los Corderos

“¿Han dejado ya de llorar los corderos, Clarice? “el silencio de los corderos

Aquí puede que me haya ido más al clásico, pero me da igual, quería mencionarlo. En este caso, no puedo decir si es mejor que su original o no, porque no la he visto,( sinceramente, ¿quién sabía que había una película antes que esta?) pero estamos aquí para rebatir el mito de que las segundas partes son malas. La película no es complicadísima pero si que conviene verla con tranquilidad (bueno tranquilidad dentro de lo que cabe, porque al verla vas a estar del todo menos tranquilo…A no ser que te llames Hannibal Lecter) porque la primera vez que yo la vi la juzgué mal erróneamente, principalmente porque no la había entendido. O mejor, no sabía que no la había entendido. No voy a ponerme a hacer spoilers aquí a lo loco, pero he de decir que una de las cosas que no entendí fue el título. Y sin embargo, la segunda vez que la vi -¡magia!- todo cobró sentido (Si alguno no lo ha entendido aún, es que no ha entendido la película) Y ya sé que será un cliché alabar los diálogos entre Clarice y Hannibal, pero es que realmente son geniales.

2.Batman Returns

Batman_vuelve-522489983-large

“PERO SI DECÍAS QUE NO IBAS A HABLAR DE BATMAN”  dirán algunos, y se equivocan. Dije del Caballero Oscuro, pero no de Batman Returns, JA. ¿Que por qué me parece destacable? Porque en esta película, Burton hizo algo bien, muy bien, unir a varios villanos en una película, sin hacerla más débil o peor que las anteriores. Gotham es caracterizada como una ciudad sin esperanza, de una manera muy burtoniana pero esta vez a un nivel superior, ya traspasa lo gótico. Y quizás lo más destacable sea el trasfondo psicológico de los personajes, Batman ya se perfila como alguien real, un héroe humano, debido a sus traumas y a su doble vida, el Pingüino, un ser deforme que ha sido torturado toda su vida, y Catwoman, una mujer que no suelta su pasado y se consume a sí misma y a los demás por no haber logrado convertirse en la mujer fuerte que quiso ser. Y además tenía banda sonora de Danny Elfman y un ejercito de pingüinos, PINGÜINOS. Y ni con esto consiguió contentar al púbico, un público que la despreció como a los villanos de la misma, por no haber sido tan “rápida y entretenida” como la anterior. Que no lo fue, pero ¿he dicho ya que tenía pingüinos?

1.American Horror Story: Asylum

AHS: poster

¿Cómo superas a pirómanos, cirujanos dementes, Jessica Lange actuando de vecina siniestra, fantasmas, una casa terrorífica y criadas con conductas sexuales cuestionables? A Ryan Murphy y Brad Falchuk les debió de parecer fácil: con asesinos sanguinarios, doctores dementes, Jessica Lange actuando como una autoritaria monja, aliens, un manicomio terrorífico y…¡monjas con conductas sexuales cuestionables!. Una serie con un guión muy enrevesado, unos actores espeluznantemente buenos, y una producción brutal… Y lo mejor de todo: este miércoles es el estreno de la tercera temporada: AHS: Coven. Estamos deseando ver si superará a la segunda, algo difícil pero que a juzgar por las promos que han emitido estos días, parece posible.

 

 

Y hasta aquí mi entrada de hoy, mi primera entrada de la SEGUNDA temporada de LPL otro claro ejemplo de que las segundas partes no están tan mal. Eh, pero antes de irte, no olvides de suscribirte al blog, comentar las entradas, votarnos para los premios bitácoras entrando aquí y porqué no de responder a esta pregunta, en los comentarios o en la encuesta, ¿cuáles son tus secuelas favoritas? 

3

Guía de supervivencia a un apocalipsis zombi – Álvaro Vidal


Pongámonos en situación: El final del mundo tal y como lo conocemos ha llegado. Todas las personas de la tierra se han convertido en zombis (excepto tú) por una de las siguientes razones: un virus se ha expandido, un hechicero ha hecho un conjuro vudú (los africanos insisten en que fueron ellos los que crearon a esta raza tan pesada), o Michael Jackson está grabando un nuevo videoclip. ¿Que, qué es un zombi? Un zombi es un muerto viviente. Un ser que vaga por la faz de la tierra intentando convertir en monstruos como él a las demás personas. Una criatura cuyo lenguaje es muy complejo y digno de estudio. De hecho antes de continuar deberíamos hacer un inciso en el zombio o idioma zombi Fundamentalmente se basa en el uso reiterado de estas dos expresiones, ya sea juntas o cada una por su lado:

¡Cereeeebroooooosh! (¡Braaaaaaiiiiiins!) Significa: Te quiero comer. En cuanto la oigas, corre.

¡Arrrrgjhsssshhhhhhsbsbshhhh! Quiere decir: Te quiero comer. En cuanto la oigas, corre. 

Como veis el lenguaje de los zombis es complejo y difícil de aprender.

I am legend

“Si me cantas el rap del príncipe de Bel Air no te como” Angus el Zombi chantajeando a Will Smith

Volviendo al tema: eres el único superviviente de un apocalipsis zombi, y si quieres salvar al mundo de esta horrible catástrofe, deberías seguir una serie de pasos, basados en los contenidos aprendidos de las películas de zombis.

 

1) Hazte con un arma y un refugio.

 Ya sé que este paso puede parecer obvio, pero es muy importante. No importa cuál, sólo coge algo efectivo (que aunque no sirva para acabar con un zombi, que lo detenga) y sobre todo distinto: si llevas la misma escopeta que cualquier otro pringado de una película de zombis, nadie se interesará por ti, y serás solamente un personaje más, así que usa algo original, como una cerbatana o un lanzapatatas. Y el refugio no tiene por qué ser nada del otro mundo. Con que las paredes resistan puñetazos, mordiscos y patadas será suficiente. Además sería útil que tuvieras preparada una bolsa de emergencia por si tuvieras que huir.

2) Olvídate de tu pasado.

Aunque entre escena y escena el montador de la película meta un flashback, tienes que olvidar que ahora todos los miembros de tu familia y tus amigos son unos monstruos que andan como si fueran de piedra, y centrarte en la regla número 3.

3) Busca a otros humanos.

Puede que creas (y que en el tráiler lo presenten así) que eres la última persona sobre la faz de la tierra, pero NO, hay otros desgraciados cuya misión también es sobrevivir, así que búscalos. El cómo es lo difícil. Puedes optar por el método Will Smith y emitir una señal de radio cada poco tiempo que informe de tu localización y ya puestos que ponga música buena, o simplemente vagar en busca de ellos. ¿Por qué encontrar humanos es importante? Pues no sólo porque podrás luchar mejor, sino porque si te caen mal, les puedes robar los alimentos o incluso si te entra la venilla antropófoga puedes matarles y comértelos.

4) Respeta los momentos de tensión.

Si en algún momento escuchas una canción de fondo que suene misteriosa, has de saber que estás en un momento de tensión. Por respeto al guionista y al espectador, tienes que actuar como si fueras imbécil. Supongamos que has oído un portazo, y tú creías que la puerta del refugio estaba cerrada. En ese caso, en lugar de coger la bolsa de emergencia, y huir, tendrías que quedarte mirando fijamente al infinito. Unos segundos después deberías acercarte poco a poco a la puerta. “¿Hay alguien ahí?” deberías decir. Obviamente el zombi oculto entre las sombras no responderá nada (¿Qué iba a decir: Arrrrgjhsssshhhhhhsbsbshhhh?) De repente el zombi saltará sobre ti, y actuarás con sorpresa. ¡Oh! ¡Un zombi! ¡Pensé que sería el tapicero o el afilador!. Habrá entonces una lucha breve de unos treinta segundos en la que tú, tumbado en el suelo, intentarás alcanzar la pistola que está sobre la cómoda. Finalmente le dispararás (Estamos en el minuto 45, el prota no puede morir aún) así que tampoco tendrías que preocuparte mucho por esto.

5) Encuentra el antídoto.

Si ha habido un brote de rabia o de cualquier otra enfermedad cuyos síntomas sean tener antojos de cerebros, es porque alguien lo ha querido, así que debería de haber una farmacéutica, un gobierno, o un científico loco detrás de ello. Tu objetivo será encontrar los laboratorios y hacerte con el antídoto. Justo cuando vayas a difundirlo (por algún tipo de dispensador a escala mundial que sorprendentemente estará en el laboratorio) tendrá lugar la batalla final, una lucha épica entre la resistencia y los zombis, llena de efectos visuales, sangre y vísceras. Llegados a este punto o mueres tú en un acto heroico (Esto NO es un Spoiler de Soy Leyenda), o muere tu fiel compañero, u os salváis todos. 

Y ya está. Si has seguido las reglas al pie de la letra deberías estar vivo y/o haber salvado a toda la humanidad. Un último consejo: las pelis de superhéroes son más taquilleras.

2

El Efecto Potter (Parte Dos)- Álvaro Vidal


En anteriores capítulos del Efecto Potter: Me quejaba de lo que fastidia que dejen las cosas a la mitad.

El ser humano ha creado cosas horribles: desde el reggaetón, Gandía Shore, o el control de alcoholemia (desde aquí mando mi más sincero apoyo a Leticia Sabater en su protesta) pero sin duda la peor de todas es el Efecto Potter, o básicamente dividir una película o un libro en dos, cuando es completamente innecesario. Puede que me haya pasado, pero peor que los lunes por la mañana sí que es. O casi.
Según un estudio del OETHSGGSARGWBATFSATHAHAAMITSUM (Te reto a que lo pronuncies sin parecer imbécil) éste efecto se ha incrementado desde 2011 en un 200,37%. ¿Es esto normal? ¿Qué nos tomen el pelo de ésta forma y que nosotros en vez de protestar, paguemos esos nueve euros extra que cuesta la entrada? La respuesta es que no.

Si ya nos tuvimos que aguantar con Harry Potter, y Crepúsculo (bueno ésta, sinceramente me daba igual) ahora tendremos que fastidiarnos con LJDH, Divergente, Hermosas Criaturas, Cazadores de sombras, Dora la exploradora (¿¡ES QUÉ NADIE PIENSA EN LOS NIÑOS?!) ¡y muchos bestsellers de dudosa calidad más!

No podemos permitir esto, hemos de alzarnos e iniciar una revolución. Como primer paso sugiero mandar nuestras quejas con el hashtag #STOPEFECTOPOTTER, y poner todas las quejas que tengamos. Luego ya podríamos proceder a manifestarnos en nuestras respectivas ciudades, quemar cubos de basura, asaltar Hogwarts…Y  demás parafernalia necesaria para detener esta abominación ¡UNÍOS A MÍ HERMANOS!.

HP 7 Part 1.jpg.jpg

Ejem, ¿por dónde iba? Ah sí, acababa de perder mi dignidad.

Y ahora viene el punto donde “doy mi opinión” sobre las películas de las que he hablado. Pues a ver… he de reconocer que el Efecto Potter en HP les salió bien, porque realmente hicieron un final muy bueno. A pesar de todo, no me gustó nada la escena esa donde se les ve 19 años después. Cuando lo leí me los imaginaba como padres reales. No sólo los actores en esa parte no parecían padres (Porque tengan canas y arrugas falsas no van a aparentar 19 años más) sino que no actuaban cómo tales. Pero bueno aparte de esa escena el resto reconozco que me encantó. Le otorgo potatopotatopotatopotato       (sobre 5). Sin embargo, los Juegos del Hambre no me gustó tanto. El libro sí, mucho, pero la película…se me hizo muy larga e insípida. Me gustaron algunas partes, claro, pero luego estaban otras (como los efectos del vestido en llamas de Katniss) que dejaban mucho que desear. Y el realismo de esa distopía que consigue en el libro, la película no lo alcanza ni para atrás. Vamos, que el único que pasaba hambre en la película era el cámara, y se ve que entre bajón de azúcar y bajón de azúcar movía la cámara más que la Duquesa de Alba mueve la boca (metáfora de imagen visual nada recomendada). En definitiva que le doy potatopotatohalfpoint patatitas. La salva Jennifer Lawrence.

Y nada más. Ahora sí he de concluir esta entrada. Lanzo esta pregunta para que respondáis en los comentarios Define de 0 a “Querer sacar un bazooka y matar a todo el mundo”, el nivel de odio que sentiste cuando te dividieron el final de esa película de la que eras fan en dos. 

¡Hasta la semana que viene!