0

Buenas noches príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra


“¿Sabes quién hizo estas estúpidas normas? Alguien que no iba a estar en esta casa, que no iba a ser él quien las tuviese que cumplir”

Las normas de la casa de Sidra. Y con línea y media se puede resumir esta gran película. Con este impactante momento en el que indirectamente Hallström nos explica la ley de prohibición del aborto y que, con una bonita historia sobre un niño huérfano con ganas de salir de su burbuja, consigue que nuestras mentes entiendan de una manera más interna este delicado tema, que ha generado grandes controversias a lo largo del tiempo.
Mi puntuación: ***** Nada ñoña, es la manera perfecta de tratar el tema del aborto. No recomendada para políticos carcas (Sorry, Rajoy)

Anuncios